Salsa holandesa: receta

La salsa holandesa en realidad no proviene en absoluto del pais, que se menciona en el nombre. El viene de Francia y no tiene absolutamente nada que ver con Holanda. Pero es una de las cinco salsas clasicas de la cocina francesa y, por lo tanto, ciertamente merece atencion. El le dara a sus platos de verduras o pescado un sabor unico y nuevo. Ademas, usandolo como base, puede cocinar muchas otras salsas, simplemente cambiando ligeramente los ingredientes o especias para usted y las preferencias de su familia.

?Que productos seran necesarios?

Para preparar una clasica salsa holandesa, cuya receta se tomara prestada del genio estadounidense de la cocina Julia Child, necesitara los productos mas frescos y de calidad, ya que esta es la clave del buen gusto. Entonces, necesitaras:

  • 3 yemas de huevo;
  • 220 g de mantequilla sin sal (derretida, caliente);
  • 2 cdas. l. (30 g) de mantequilla fria sin sal;
  • una gran pizca de sal;
  • 1 cda. l. jugo de limon;
  • pimienta blanca (recien molida) y sal al gusto.

Preparacion de salsa holandesa

En una sarten profunda de acero inoxidable, bata las yemas con un batidor hasta el punto de adquirir un tono de limon y espesar un poco. A continuacion, agregue una buena pizca de sal, jugo de limon y 15 g de mantequilla fria (1 cucharada). Ahora comienza el momento mas crucial. La sarten debe ponerse a fuego lento y batir continuamente la mezcla, retirando periodicamente del fuego, para que las yemas no se curven. La salsa holandesa estara casi lista cuando se adhiera a la corola, el fondo de la cacerola debe abrir al mismo tiempo. Tan pronto como lo logre, inmediatamente retirelo del fuego e ingrese una segunda cucharada de mantequilla fria. La consistencia debe ser suave, sedosa y suave. Luego, literalmente, gota a gota la mantequilla caliente derretida. Cuando solo queda la mitad, puedes aumentar el tempo.

Finalmente, la salsa holandesa deberia resultar como crema espesa. ?El toque final es sal y pimienta blanca al gusto!

Salsa holandesa: receta de Gordon Ramsey

Un chef popular del Reino Unido recomienda su propia receta de salsa holandesa. Su primera caracteristica es cocinar no en un fuego abierto, sino en un bano de agua. El segundo es el uso de aceite de oliva en lugar de uno cremoso. En la cacerola, coloque las tres yemas, agregue el cilantro recien molida (1 cucharada) y la ralladura de un pomelo rosado de tamano mediano. Luego corte la fruta en dos pedazos y exprima el jugo de la mitad en la salsa. Ahora ponga el cocedor en un bano de agua y comience a batir de manera uniforme. Tan pronto como las yemas se espesen, retirar del fuego. Vierta suavemente el aceite de oliva, comience con una cucharada y mezcle todo a fondo. La mezcla debe ser homogenea y no exfoliar. Vierta mas aceite en pequenas porciones a la densidad necesaria, sin olvidar batir la mezcla intensamente. Antes de servir, sal y condimenta con pimienta.

La receta es inusual, interesante en la composicion del componente, y el resultado, por supuesto, tiene un excelente sabor.

Salsa bearnesa

La salsa holandesa tiene una variacion muy agradable y sabrosa, y esta es “Barnes”. Su principal diferencia es que en lugar de jugo de limon se agrega una mezcla especial. Para su preparacion, necesitara (la cantidad se mide con una taza): 1/4 del vinagre blanco y vino blanco (seco), 1 cucharada. l. cebolla finamente picada, una pizca de verduras secas, estragon, sal y pimienta recien molida. En una sarten pequena, una mezcla de todos los ingredientes debe hervirse rapidamente hasta un volumen de 2 cucharadas. Si lo desea, tiendalo para que la salsa tenga una consistencia uniforme. Ahora usa esta mezcla en lugar de jugo de limon en la receta principal y reduce la cantidad de mantequilla a 170 gramos.

Lo mejor para esta salsa servira chalotes, ya que, a diferencia del “hermano”, tiene un sabor mas suave y delicado sin un olor picante. El regimen de temperatura de coccion esta dentro del rango de 60-70 grados, de lo contrario las yemas de huevo se cocinan simplemente, y se formara una masa incoherente con grumos. A diferencia de la salsa holandesa, “Bearnese” se sirve caliente y fria, esta es su versatilidad y, por lo tanto, se puede preparar con anticipacion. Sirva los platos principales y los tentempies de carne de res y de cordero, de caza, asi como de pescado, verduras. Es muy versatil y permite que cada plato juegue con nuevos sabores.

?Que pasa si la salsa se cuaja?

Antes que nada, debes dejar de molestar porque todo es completamente reparable. La razon por la que la salsa se cuaja puede ser una adicion demasiado apresurada de mantequilla, por lo que no se conecto con las yemas de huevo. O la salsa se recalento en el fuego. Para restaurar su aspecto y densidad decentes, latigo la mezcla rapidamente. De el, ponga una cuchara en otro recipiente. Para ella, agregue 1 cucharada. l. jugo, exprimido de limon, y con un batidor, una batidora o un procesador de alimentos, batir todo a la uniformidad y suavidad. A continuacion, agregue una salsa rizada un poco, cada vez a la consistencia deseada, hasta que la restaure por completo.

?Con que servir la salsa?

Antes de preparar una salsa holandesa, debe pensar en la cuestion de que es. Lo primero que debe recordar es que se sirve inmediatamente en el plato principal, aun caliente. Si sigues los principios basicos de la cocina francesa, la mejor combinacion con la salsa son los platos de verduras, pescado y huevos Benedict. Pero en las variaciones modernas se agrega al preparar sandwiches o hamburguesas con pavo, salmon. La salsa de esparragos holandeses es un clasico gastronomico inmortal. La tierna textura aceitosa se combina perfectamente con brotes verdes frescos, ligeramente blanqueados, que se complementan perfectamente entre si.

Use salsa holandesa para pescados y mariscos, sirvala a vegetales (esparragos, calabacines o incluso calabaza), agreguela a una comida rapida casera. Sin dudas, le gustara a todos, especialmente porque las especias se pueden tomar para todos los gustos. La salsa es basica, usandola como base, puedes cocinar tu propio plato unico de autor.